Construyendo agendas para la incidencia política desde las víctimas

 
  Leidy Johana Buitrago Vásquez
  Facilitadora en DDHH y paz, Corporación Viva la Ciudadanía, Regional Antioquia
 
   
 

A pocas semanas de que los aspirantes a gobernaciones y alcaldías puedan realizar sus respectivas inscripciones y con ellos presentar sus propuestas de programa de gobierno, los ciudadanos también estamos en el momento apropiado para poner sobre el escenario nuestras apuestas políticas.

Los programas de gobierno son en primera instancia la carta de presentación de candidatos y candidatas, es allí donde las comunidades tienen la oportunidad de conocer cuál es la visión y apuesta que estos tienen en materia de solución de problemáticas presentes en los territorios y de su desarrollo; pero además es el instrumento con el cual la ciudadanía puede ejercer control social sobre quien, de forma democrática, quede electo en el cargo.

Los diferentes movimientos y organizaciones sociales se encuentran en estos momentos trabajando en la formulación de propuestas, en la identificación de candidatos que prioricen en sus planteamientos las necesidades de las comunidades y que le apuesten a sus mismos intereses.

El movimiento de víctimas, asociado en la Mesa Departamental de Víctimas del Conflicto Armado de la sociedad civil de Antioquia, se encuentra realizando la construcción de agendas de incidencia política en algunas subregiones del departamento. Este trabajo se hace con el fin de movilizar a la población víctima a que vote con conciencia por candidatos que en sus programas y propuestas incluyan los temas de víctimas y de paz.

Algunas de esas propuestas se enmarcan en los siguientes temas:

- Construcción de la memoria histórica.

- Impulso de procesos de atención psicosocial acordes a las necesidades de las víctimas.

- Apoyo económico para el funcionamiento de las mesas de participación efectiva de las víctimas.

- Garantías para la ejecución de las Planes de Acción Territorial PAT.

- Impulso de programas para la paz y la convivencia.

- Garantías para  la atención con enfoque diferencial.

- Procesos de formación política para las víctimas.

- Fortalecimiento de los programas de restitución de tierras y de retorno a los territorios.

- Garantías de un trato digno por parte de los funcionarios públicos a la población víctima.

Estas agendas serán presentadas por medio de foros públicos a los diferentes candidatos a las alcaldías, gobernación y corporaciones públicas, generando la oportunidad de tener un diálogo abierto entre aspirantes y ciudadanos; de conocer sus programas banderas; de que se escuchen las propuestas ciudadanas y se configuraren alianzas.

Las agendas políticas no solo deben tener un alcance encaminado a los programas de gobierno, es fundamental que las personas, en este caso el movimiento de víctimas, se enfoquen en la ardua labor de realizar seguimiento a los planes de desarrollo territoriales y el ejercicio de control social, lo que permite verificar que lo prometido en el programa de gobierno se cumpla y por ende también los compromisos adquiridos con esta población.

El panorama electoral en Antioquia se mueve, y es ahí donde la ciudadanía debe estar alerta a la hora de elegir, no por los candidatos más mostrados en los medios de comunicación o en vallas publicitarias, sino por aquellos que en sus programas y propuestas tengan apuestas claras por la inclusión social y la superación de problemáticas trascendentales para sus comunidades.

Estamos en un momento clave para incidir en el destino del país en los próximos cuatro años y el movimiento de víctimas no debe ser inferior a este reto.

Edición 451 – Semana del 19 al 25 de junio de 2015
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus