Fabio Monroy Martínez
  Abogado-periodista
 
   
 

Al sistema de salud colombiano lo tildan de “enfermo” por encontrarse al borde del abismo debido a las altas deudas que las Empresas Prestadoras de Salud-EPS tienen con los hospitales y clínicas del país, deudas que superan los doce billones de pesos.

Las EPS por ley no prestan servicios médicos, solo promueven dichos servicios a usuarios en esquema de aseguramiento.

“Los cuantiosos recursos que las EPS reciben van a enriquecer a sus propietarios en contra de la ética que debe imperar en los servicios de salud colombiano” indicó el médico Ulahy Beltrán López, ex asesor de la Contraloría General del República, especialista en seguridad social latinoamericana, en el foro titulado: “Salud en Colombia: un sistema enfermo”, que se llevó a cabo en la Universidad del Norte, organizado por el grupo “Juventud Crítica”, con presencia del Representante a la Cámara Víctor Correa Vélez, miembro de la Mesa Nacional por el Derecho a la salud.

“Un millón quinientas mil muertes produce el sistema ineficiente e inoperante de salud en Colombia, por la conducta reiterada de las EPS de negarle la atención a sus usuarios con cualquier pretexto”, reiteró el médico Beltrán López, aclarando, además que se trata de muertes evitables y en tal sentido indica: “La muerte evitable se define como aquella muerte que dado los conocimientos médicos actuales y la tecnología, podría evitarse por el sistema de salud a través de prevención y/o tratamiento”.

Indica que según las cifras reportadas por el Observatorio Nacional de Salud se destacan los siguientes aspectos: Que la mayor proporción de las muertes evitables se encuentra en los grupos de enfermedades no transmisibles y lesiones, así como que las tasas de mortalidad evitable más altas corresponden a Antioquia, Caldas, Quindío, Risaralda, Valle del Cauca y Caquetá; mientras que en Amazonas, San Andrés y Providencia, Chocó, Córdoba, La Guajira, Nariño, Sucre y Vaupés se reportaron las tasas más bajas.

El Observatorio de Salud indicó que el 68% de las muertes evitables durante el periodo analizado ocurrieron durante, o antes, de la edad productiva, lo que generó un impacto para nada insignificante en la productividad del país, pues el 75% de los años de vida potencialmente perdidos durante el periodo 1998 – 2011 que correspondieron a causas de muerte evitables, representaron unas pérdidas entre el 1,6 y el 3,0% del PIB al año.

En cuanto a cifras económicas tenemos: El costo total de la mortalidad evitable entre 1998 y 2011 está calculado en el estudio entre $142 y $266 billones de pesos de 2012, siendo los cuatro eventos de muerte que generan mayor costo las agresiones con arma de fuego ($47-$87 billones), agresiones por objeto afilado ($7-13 billones) y las lesiones auto infligidas ($5-9 billones).

De lo reportado por el organismo encargado de observar los pormenores de la salud en Colombia, se deduce que más de la mitad de las muertes que ocurrieron en Colombia se debieron a causas de muerte evitables, siendo la mayor proporción de muertes evitables la correspondiente a enfermedades no trasmisibles y lesiones.

Por otro lado, el galeno Ulahy Beltrán en medio del debate sostuvo: “Más de ocho billones de pesos anuales se dilapidan impunemente en las EPS en asuntos extremadamente ajenos a la salud por las disposiciones actuales que así lo permiten, como lo es el caso de las canchas de golf de SaludCoop”.

El Doctor Ulahy enfatizó en la necesidad de judicializar plenamente a quienes malversen recursos del sistema de salud, y expresó: “A lo que le temen quienes ejecutan actos indebidos con la salud es a las rejas de las cárceles, hasta allá deben llegar las investigaciones que adelanta la Fiscalía General de la Nación”.

Edición 460 – Semana del 21 al 27 de agosto de 2015
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus