Héctor Alonso Moreno
  Profesor Asociado, Universidad del Valle.
Ph.D en Ciencias Políticas Universidad de Granada (España)
 
   
 

En los últimos días a propósito del proceso político electoral para designar alcaldes y gobernadores se han llevado a cabo en el país importantes encuestas de diferentes firmas en la cual se miden la percepción que tienen los colombianos sobre figuras públicas a nivel nacional, y particularmente, acerca de la imagen favorable o desfavorable y la intención de voto que se tiene respecto de algunos candidatos a las elecciones regionales y locales.

Hay que advertir que las encuestas, son entre otras cosas, simples percepciones que toman el pulso inmediato de la imagen de los personajes, en las cuales la ecuación funciona en la relación, que a mayor exposición mediática, mayor será el nivel de percepción que la ciudadanía tenga del personaje.

Esa exposición mediática para resaltar las virtudes y éxitos de los funcionarios públicos, o para señalar los defectos o carencias de los mismos, o para determinar la intención de voto, será la culpable, en este caso, de dar la primera impresión que se tendrá antes de un proceso de elaboración racional que hará el encuestado, en algunos casos, para construir una respuesta o depositar el voto a favor.

Pues bien, las encuestas de las diferentes firmas han venido mostrando que para el caso de la alcaldía de Cali, el empresario social Roberto Ortiz Urueña tiene la imagen más favorable frente a los diferentes personajes que aspiran al primer cargo municipal, y a su vez, una muy poca imagen desfavorable. Este resultado es producto de la percepción que los caleños afortunadamente tenemos todavía de sentimientos de aprecio, consideración, afecto y respeto por aquellos que trabajan por los más olvidados y por los más desvalidos. Desde el punto de vista político, el resultado indica que Roberto Ortiz ha logrado tomarle el pulso a la realidad política y social de Cali que todos los días reclama más una política de inclusión y oportunidades para todos, que a su vez son los ejes de sus propuestas programáticas: Roberto sabe que quiere la gente y la gente sabe que quiere de Roberto.

Otra explicación de este resultado a favor de Ortiz, sin duda alguna, hay que facturársela al efecto que produjo la inoportuna y fatal postulación política de Angelino Garzón por parte del incisivo y picaron Roy Barreras, quien desdibujo, y secuestro para sí la memoria de un pueblo en favor del ex vicepresidente. Ello permite que sea más predominante la imagen negativa de Roy que afecta a Angelino y que hace que se opaquen, cada día más, las pocas bondades que pueda tener Angelino en la actual percepción electoral que de él tienen los caleños.

A propósito del brillante médico, Senador Roy Barreras, hay que recordar que éste presentó hace pocos años un proyecto de ley estatutaria ante el congreso nacional, en el cual proponía limitar la competencia de los jueces de la república para conocer de tutelas sobre salud. Es decir, pretendió matar con esta ley el derecho de los pobres.

Ayuda también para que se le junten los demonios de la percepción desfavorable al expresidente Angelino, la falta de claridad de sus propuestas políticas y su poca credibilidad entre los sectores sociales y empresariales de la ciudad, en los cuales se ha desdibujado el honor de la palabra de Angelino y en donde hecho efecto negativo su política oportunista de cambiar de Partido Político como más le convenga.

Otro aspecto a destacar de la encuesta que favorece la intención de voto por Ortiz y la creciente imagen positiva, es el hecho, que el candidato multipartidista nos recuerda una vez más la esperanza que deben tener los pueblos en sus dirigentes. La gente percibe que Roberto le está devolviendo con su propuesta programática la esperanza a los más olvidados y a los sectores medios afectados por la inseguridad y el caos de la movilidad; y también, con su lucha ha ido recuperando el honor de la actividad política en contra de los corruptos. Lo anterior es fundamental frente a la lamentable tragedia política que se vive en el Valle del Cauca y particularmente en el municipio de Cali objeto de varios escándalos de desgobierno y corrupción.

Igualmente, contribuye a aumentar la intención de voto por Ortiz el bajo perfil del alcalde Rodrigo Guerrero, quien producto de su incapacidad de dirección y gestión y de su estilo manzanillo y clientelar de gobernar, permite reflejar un escaso resultado en el cual nuestro gobernante aparece ocupando los últimos lugares en las encuestas de gestión de alcaldes, cosa que de paso desfavorece a su ventrículo candidato Mauris Armitage y aumenta aún más la esperanza que representa el Chontico Ortiz.

El tema de la inseguridad en Cali y el manejo equivocado que el alcalde le ha dado a los transportadores alternativos y del sistema masivo de transporte MIO, aunado a la crisis de EMCALI, hacen que la percepción ciudadana de su administración sea de que nunca arranco, y ello constituye los elementos que están influenciando más, y que inclinan de manera afortunada el voto en favor de Roberto Ortiz quien ha venido planteando con profundidad y seriedad la solución de estos problemas.

Edición 461 – Semana del 28 de agosto al 3 de septiembre de 2015
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus