Guillermo A. Cardona Moreno
  Líder comunal – Gcardonam@gmail.com
 
   
 

¿Por qué sube el dólar?

Por estos días ha sido recurrente el tema sobre la subida del dólar y/o la caída del petróleo.

Es necesario que las personas del común comprendamos con alguna claridad fenómenos macroeconómicos que con mucha incidencia afectan nuestra vida cotidiana; por eso intentare algunas explicaciones sencillas que ayuden.

Debo advertir que existen diferentes interpretaciones sobre las causas y consecuencias de estos fenómenos económicos, posiciones todas que son respetables, por ejemplo el Ministro de Hacienda Dr. Mauricio Cárdenas dice que el dólar sube por que baja el petróleo, verdad a medias y otros funcionarios dicen que al País le conviene la subida del dólar. Miremos:

¿Por qué sube el precio del dólar?

En realidad la subida del precio del dólar no siempre se explica por las mismas causas, sin embargo hoy podríamos decir que son:

Fortalecimiento de la economía de los Estados Unidos. El fortalecimiento de la economía de los Estados Unidos que está creciendo a más del 3.5 % después de un estancamiento que acompañó a la mayor parte del Gobierno del Presidente Obama. El crecimiento de la economía norteamericana es atractiva para los grandes capitales que circulan por el mundo por lo que tienden a escasear en otras latitudes con su consecuente desvalorización de monedas de países dependientes del dólar.

Debilitamiento de las economías asiáticas y europeas. Mientras los Estados Unidos, un año hacia atrás estaba mal económicamente otros países tenían buenos niveles de crecimiento, pero hoy se invirtieron las apuestas y las economías asiáticas y europeas sufren uno de esos ciclos naturales de crisis o recesión del que está saliendo los Estados Unidos, ciclo recesivo explicado principalmente por el exceso de producción industrial que ha desplazado al desempleo a millones de trabajadores y productores en el mundo por lo que se saturan la oferta sin que los consumidores tengan capacidad de compra. La crisis tiende a superarse cuando los consumidores, es decir la población de mundo reacomoda su pobreza y reordena el consumo, estas crisis cada vez son más recurrentes afectando principalmente a los consumidores del mundo. Cuando estos ciclos tocan fondo las economías se tienden a reanimar. Es de las grandes contradicciones históricas del capitalismo.

Y si las economías de China, de la India, del Japón y de Europa están en crisis, una de las medidas recurrentes que adoptan sus bancos centrales es bajar las tasas de interés al capital supuestamente para apoyar al capital productivo. Esta disminución de las tasas de interés en estos países aleja a los capitales especulativos o golondrina buscando economías fuertes que les den estabilidad y rentabilidad. Es evidente que al escasear los dólares en un país su consecuencia lógica es el aumento de su precio con relación a las monedas locales.

Bonanza petrolera de los Estados Unidos. Parte de esta recuperación económica de los Estados Unidos tiene que ver con el crecimiento de la producción de petróleo siendo en el 2015 el mayor productor mundial con cerca de doce millones de barriles diarios, un poco más que Arabia Saudita y Rusia que son los tres principales productores; por su parte China produce cerca de cuatro millones, Venezuela dos millones y medio y Colombia un millón ciento treinta mil barriles diarios. Esta autonomía en el suministro de petróleo de los Estados Unidos le da mucha fuerza y solidez ante el mundo y la hace muy atractiva para los capitales que privilegian invertir allí y no en otros países aumentando automáticamente el precio del dólar y debilitando las monedas de otros países.

Inversión especulativa en dólares a cambio de inversiones en petróleo. Los capitales especulativos que circulan libremente por el mundo van mirando todos los días en qué les resulta más rentable invertir, siendo el petróleo una línea tradicional de inversión pero ante la caída en los precios del petróleo a niveles impredecibles inferiores a 45 dólares el barril, los especuladores internacionales prefieren invertir en dólares el que necesariamente ante el aumento de la demanda aumenta su valor.

¿Y por qué bajan los precios del petróleo?

Por principio básico de la economía quien determina el menor o mayor precio de un producto es la oferta y la demanda, es decir si existe mucha oferta del producto, su precio tiende a bajar, si existe mucha demanda o compradores tiende a subir pero si aumenta la oferta y disminuye la demanda el precio de la mercancía se cae. Pareciera ser lo que sucede hoy con el precio del petróleo.

El aumento de la producción de petróleo en los Estados Unidos ya explicada.

La salida al mercado de más de un millón de barriles de Irán. Los acuerdos nucleares entre Estados Unidos e Irán condujeron a permitir que este sacara al mercado más de un millón de barriles de petróleo por día, lo que aumenta la oferta.

Baja el consumo de petróleo en el mundo. Por su parte la crisis económica de Asia y Europa disminuye el consumo de petróleo en el mundo lo que también explica sus bajos precios.

Otras causas: otras causas de la subida o baja en los precios del petróleo son los conflictos en países productores que aumentan rápidamente su precio o decisiones políticas de los productores de disminuir la oferta, decisiones que generalmente toman los Estados Unidos y los productores Árabes. En esta ocasión pareciera que no han optado por esta decisión política para no beneficiar a Rusia, el otro gran productor mundial con cerca de 11.5 millones de barriles diarios, y de paso debilitar al Gobierno de Venezuela que a mediano y largo plazo cuenta con las principales reservas del mundo por lo que es muy atractiva para los grandes capitales que para nada comulgan con el régimen de Gobierno vigente.

¿Hasta cuándo durarán los bajos precios del petróleo? En una perspectiva económica estos precios bajos no pueden durar mucho tiempo (más de seis meses) en primer lugar porque pueden llevar a la quiebra a empresas satélites que proveen de insumos y servicios a las petroleras circunstancia que deben estar evaluando pues les puede resultar más costoso a mediano y largo plazo recuperar o generar nuevas empresas satélites que mantener las de hoy.

En segundo lugar porque la bonanza petrolera de los Estados Unidos es limitada, no superior a cinco años y deben pensar en no agotarla tan rápido.

Sin que existan grandes conflictos entre los países petroleros o que afecten la explotación petrolera, los precios promedio a que puede retornar el barril de petróleo pueden estar entre los setenta y cinco a ochenta y cinco dólares. De hecho el Gobierno Colombiano cálculo para su cuatrienio un precio de 87 dólares el barril.

Algunos datos para tener en cuenta: un barril de petróleo son 159 litros o 42 galones; de los datos recientes a tener en cuenta, el 11 de Julio del año 2008 el precio del barril de petróleo estuvo a 147.25 dólares, uno de los más altos que se recuerde mientras que el 31 de Diciembre de año 2008 estuvo a 35.58, uno de los más bajos; por su parte el Gobierno Nacional en su Plan de Desarrollo 2012 – 2016 tazó el precio de barril de petróleo para el período a un promedio de 87 dólares.

¿A quiénes afecta la subida del precio del dólar?

A los importadores: pues así en el exterior los productos de importación mantengan sus precios, deben pagar más pesos por los mismos dólares, este fenómeno afecta fuertemente la modernización industrial del País.

Al consumo ciudadano: Un alto porcentaje de los alimentos que consumimos los colombianos son importados por lo que el aumento en el precio del dólar inmediatamente encarece el precio de esos alimentos, por ejemplo en el caso del pan, más del 80% del trigo es importado o el arroz en menor porcentaje pero también con gran incidencia y en general en muchos bienes de consumo diario que se traen del extranjero. Ese encarecimiento se llama inflación la que ya están advirtiendo las autoridades económicas de Colombia. En estos casos es cuando mejor se puede entender el tema de la soberanía alimentaria, es decir la capacidad que debemos tener los colombianos de producir lo que consumimos, pues al día de hoy –por fenómenos de especulación financiera- se incrementan los precios. Pero lo grave es cuando una epidemia o crisis agropecuaria en los países productores limite la importación de sus alimentos lo que nos sometería a graves crisis de desabastecimiento alimentario; por eso desde en cada municipio y localidad debemos seguir trabajando por recuperar el mercado local para la producción local o sea volver a producir lo que consumimos en lo que las estrategias de los mercados campesinos y las huertas caseras son muy importantes.

La deuda nacional externa colombiana: Cuando sube el precio del dólar –que durante el último año su incremento ha sido cercano al 25%- en ese porcentaje sube el valor de la deuda externa del país tasada en dólares; teniendo en cuenta que el servicio anual de la deuda externa colombiana es cercano a los doce mil millones de dólares, ese incremento durante los últimos años puede ser cercano a los cuatro mil millones de dólares.

Grave problema del presupuesto nacional. Si al aumento en el precio del dólar agregamos la baja en el precio del petróleo, es evidente que las finanzas de la Nación pasan por un muy grave problema que el Gobierno no quiere reconocer; de hecho hoy el Plan Nacional de Desarrollo ha de tener una desfinanciación superior a los veinte billones de pesos, siendo los principales afectados la inversión social, el apoyo al campo, el eventual apoyo al desarrollo de la industria y en general al proceso productivo nacional y el eventual proceso de consolidación de la paz.

El responsable de esta crisis fiscal de la Nación no es otro que el modelo de desarrollo económico que con su apertura económica y tratados de libre comercio sigue acabando con la economía productiva nacional; con el campo y la industria y al acabar con la economía productiva que debiera financiar el presupuesto de la Nación acude a la economía extractivista de la minero-energía que por su dependencia de la especulación financiera internacional nos tiene hoy en tan grave problema que solo resolveremos con un verdadero Plan Nacional nacionalista a partir de nuestra propia economía productiva y la recuperación de nuestros mercados.

El presupuesto nacional para el año 2015 son 216.2 billones de pesos de los cuales 48.9 son servicio de la deuda pública entre interna y externa.

¿A quiénes beneficia la subida del precio del dólar?

A los exportadores que reciben más pesos por los dólares que reciben en el exterior por sus productos, en nuestro caso los más beneficiados son los floricultores, los porcicultores, los exportadores de carnes y de pieles y los exportadores menores, desafortunadamente hoy en Colombia existe un gran desbalance entre importaciones y exportaciones, en cuanto es mucho más lo que importamos que lo que exportamos y esto por las malas políticas públicas de apoyo al sector productivo manufacturero e industrial para la exportación. Si se exporta mucho petróleo y minerales, pero sus precios internacionales de poco nos sirven.

Edición 461 – Semana del 28 de agosto al 3 de septiembre de 2015
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus