Miguel Ángel Herrera Zgaib
  Ex rector U. Libre de Colombia
 
   
 

“Se trata de buscar una salida real a la caótica situación que vivimos y no correr el riesgo de seguir con más de lo mismo”. Plinio Apuleyo, El próximo domingo, ET, 23/10/15, p. 19.

Un periodista que fuera un intelectual de izquierda hace medio siglo, Plinio Apuleyo, habla del voto útil, pero, trata de hacer malabares, para contradecir las encuestas, y darle opción de triunfo a Pacho, quien es el último de los cuatro, en lo sondeado por Ipsos, y divulgado por Semana, con el exiguo 6% de favorabilidad de los dispuestos a ir a las urnas este domingo.

Pacho es el estandarte de la reacción, del partido de la guerra como la fórmula de derrotar a la insurgencia subalterna, llámese FARC, ELN, o el casi desaparecido EPL. Esta vez, su patrón, Álvaro, no le hizo un desplante público, obligándolo a plegarse a Enrique Peñalosa, a última hora, para asegurarle al puntero de todos los pronósticos conocidos hasta el de este viernes, divulgado por Cifras y Conceptos, y anunciado con bombos y platillos por Caracol Radio, quien además cerró su campaña con una larga y diciente entrevista con el hombre del Transmilenio.

Sin embargo, la última encuesta, la más rigurosa, porque al cubrir a algo más de 1.700 personas votantes decididos, permite conjurar los riesgos de error, en las tendencias ya consolidadas, que en efecto existen. Ellas se reparten entre los tres que van en la delantera.

Allí se estableció que Peñalosa es el puntero, candidato de la derecha neoliberal, y tiene el 26%, mientras que Rafael Pardo, el candidato de la centro derecha, tiene el 24.7 %. El primero tiene el apoyo del Conservatismo, mientras que el segundo es el candidato respaldado por el Liberalismo. Entre ambos sólo hay una diferencia de 1.3%, que se puede pulverizar de un momento a otro, con aquello del gancho del voto útil, del que habla el ahora panfletario escritor del Centro Democrático, que en ningún caso dará como triunfador a Pachito que se quedará “para vestir Santos”.

La verdadera novedad

“Las encuestas no influencian, son un elemento más que utiliza la población para formar criterio y tomar decisiones…” César Valderrama, Datexco.

La verdadera novedad corre por cuenta de la centro izquierda, con su candidata Clara López, que obtuvo el 21.3% de favorabilidad, que al principio de la contienda punteada, luego empezó a caer, y de nuevo a subir hace no más de 20 días. Estas variaciones pusieron en ascuas a los encuestadores, y mostraron que había “gato encerrado” en sus sondeos, y un llamado al orden por parte de ella misma ante el Consejo Nacional Electoral, que surtió sus efectos, como con algo de retraso lo logró en relación a la para-política cuando competía por una curul como congresista.

La segunda novedad corre por cuenta del que se autodenomina Centro Democrático, cuyo único baluarte para atraer a la clase media ha sido la seguridad. Ya conocemos de qué seguridad se trató, en particular, en campos y ciudades y poblaciones semirrurales. Ahí está presente la población eliminada, secuestrada y raptada de Soacha, y ejecutada para cumplir con las cuotas exigidas por el holocausto de la guerra.

Pero, la pareja Pacho/Álvaro no logró conmover a Bogotá; y el billete no se ha hecho presente a rodos, como dicen que sí ocurrió en las zonas deprimidas cuando se disputó la presidencia con su candidato Zuluaga, ganador en la primera vuelta, y ahora por completo borrado del mapa electoral. Pero, en cambio, sí triunfará en Medellín, donde Juan Carlos Vélez es puntero con considerable distancia.

Esto fue posible por la desidia del gobernador matemático, y la poca habilidad de Alonso Salazar y el segundo en las encuestas para construir una fórmula capaz de disputarle el primer lugar a la reacción, en el departamento bandera de la fórmula parapolítica. Lo que se ha buscado aquí, en cambio, es equilibrar la balanza por el lado de la gobernación, donde el heredero de la masacre de Segovia, Luis Pérez, sigue aun punteando.

Así las cosas, Bogotá es la trinchera de la centro izquierda, y estandarte de la paz negociada en Colombia, mientras que Medellín es el contra-fuerte, con el eventual triunfo del Centro Democrático, y con la activa presencia del crimen organizado y la parapolítica, concertada en el ejercicio de estos apoyos. En particular, atento a lo que se revelará en la Escombrera, donde se probará el lado oscuro de la seguridad “democrática” en las ciudades.

Acerca de este siniestro episodio ha hablado desde su prisión estadounidense, Don Berna, uno de los ejecutores de esa masacre, con la connivencia, es lo que alegan los deudos de las víctimas de las comunas arrasadas, por tierra y aire, del general Montoya, y el coronel Gallego de la Policía, y las unidades oficiales con la autorización del entonces presidente de Colombia.

Hay una tercera ciudad, en la discordia, Barranquilla, la “puerta grande de Colombia, donde anidan los huevos de la candidatura del actual vicepresidente, donde Alejandro Char, quiere, y es indiscutible que repetirá alcaldía, con las banderas de Cambio Radical, y con el puente burocrático, y el respaldo de Elsa Noguera, que le ha ayudado a aumentar los porcentajes de votantes.

Es la derecha neoliberal, con todo el revuelto de clientelismo, de que es capaz, el nieto de un ilustre expresidente, Carlos Lleras Restrepo, la que tiene sus banderas izadas en la capital del Atlántico, donde la disputa por la gobernación, en cabeza de un liberal busca nivelar los pesos y contrapesos, para quien quiera que sea la alternativa liberal a la presidencia, tal y como lo anunció ya Horacio Serpa, quien tiene a su vástago haciendo carrera localmente en Bogotá. Él ha salido con su consabido “Mamola” reservado, a atajar al pretensioso candidato a la presidencia, según lo pactado, por debajo de la mesa, con Juan Manuel, que garantizó su triunfo en la reelección.

Los gemelos bogotanos

“Se ve una cierta ventaja de Peñalosa, pero se acercan Clara López y Rafael Pardo, que no están muy lejos”. Carlos Lemoine, Centro Nacional de Consultoría.

Los gemelos bogotanos, Juampa y Germán CR, pusieron en su sitio a los advenedizos de la provincia, léase, la pareja, Álvaro y Oscar Iván, de zurriago y breñales, después que éstos hicieron el trabajo sucio de combatir a los subalternos en el campo, y a los demócratas, liberales y de izquierda de tradición popular, intimidarlos con dizque la legalidad, y sobre todo, la ilegalidad, como se ha venido demostrando, día tras día, antes y después de la doble presidencia del hombre de corazón grande y gotitas de valeriana y ajenjo.

Por último está Cali, donde el clientelismo y la salsa no se olvidan. Allí el candidato de la oligarquía azucarera, Mauricio Armitage, sucesor del médico Guerrero no ha podido doblegar el populismo del chance, que tiene a Roberto Ortiz adelante, y a Angelino Garzón en caída libre; uno que no quiso aceptar lo que su salud le había marcado en el inmediato pasado, un dulce retiro, acompañado de nietos y perro, sino que alebrestado por su vanagloria pasada quiso seguir figurando.

Hoy Angelino que ha sido un eficaz comodín, de izquierda a derecha, como “buen cristiano”, está en una tercería, y lejos del triunfo, pero no le faltarán piensa sus válidos, recompensas en la última hora, es decir, de acuerdo a lo que decidan los punteros proponerle en el tiempo que queda para la elección.

Un domingo de verdad

“Mucha gente dice que el día de las elecciones va a decidir por quién votar.” Javier Restrepo. Ipsos Napoleón Franco.

En Bogotá es el lugar donde se da la verdadera disputa, entre el partido de la guerra, el de la paz, y el reformismo neoliberal que tercia como fiel de la balanza en la conducción de los subalternos, que ya no creen en la política bipartidista, que exigen hechos y no puras creencias.

En Bogotá se expresan las tres candidaturas posibles a la presidencia de Colombia, para el 2018. La particularidad es que el partido de la guerra está aquí de colero, pero que tiene en el urbanista Peñalosa a un posible trampolín. Luego que este aprendió la lección al disputar la alcaldía con Petro, de no asociarse públicamente con Álvaro, pero, es obvio, que por debajo, en estas 48 horas, tiene él que estar barajando el voto útil con Álvaro, y no precisamente al modo cantado por Plinio Apuleyo, a favor de Pacho, sino a la inversa.

¿Será posible que gane Clara? De acuerdo a las tendencias, no, porque aunque ha subido, más lo ha hecho Rafael Pardo, mientras que Enrique se quedó estancado. Luego la primera opción según encuestas la tiene Rafael Pardo hasta el miércoles/jueves de esta semana.

Pero, en las calles, y en las localidades está la diferencia efectiva de la cosa electoral a ojos vistas. Como el margen de error que establece Cifras y Conceptos, con 1700 encuestados es de 3.8 %, Clara López clasifica también en la troika, porque tiene 21.3% más 3.8 % de error, arriba y abajo, le mordería los talones al segundo.

Tres administraciones de una izquierda desdibujada por la conducción de sus mandatarios ha avanzado, en todo caso, en detalles relevantes sobre lo que llamamos Ciudad Social, desde los tiempos de la Gestión Social de lo Público, cuando era alcalde Lucho. Esta es la antípoda de la Ciudad Neoliberal, que defienden Antanas, Enrique, Rafael en compañía de los grandes urbanizadores y el capital financiero, con Luis Carlos Sarmiento Angulo a la cabeza.

Pero, serán las redes que haya tendido el progresismo, con los jóvenes beneficiarios de los espacios de participación, y las contrataciones para cultura, arte y educación, los que acorten la distancia, con la emergencia de lo que llamamos las nuevas ciudadanías juveniles.

Pero, en todo caso, está cantado y contabilizado que quien triunfe, según los más acertado pronósticos, de acuerdo al rigor de las encuestas, y con la experiencia del Dane a cuestas, no pasará de los 40.000 votos. Lo cual acabará también con toda la charlatanería con respecto al triunfo obtenido por Petro, en la pasada alcaldía que obtuvo una diferencia cercana a los 280.000 votos en competencia contra Peñalosa.

Con estos resultados, de ganar la centro izquierda, acompañada por parte del liberalismo samperista de prosapia lopista, tendrá que, y lo anunciado así, Clara, la sobrina, del tránsfuga de la revolución de los de abajo, si alguna vez se creyó que lo fuera, recordando a otro fugitivo, Ambrosio López, tendrá que gobernar con todos, y acometer obras que hagan de Bogotá una ciudad moderna en sentido integral, y no la colcha que tenemos, pero, con vocación real, transformadora de la condición de los subalternos, empezando por ofrecerle transporte y educación, decente y eficiente, con vivienda y salud decorosa.

Todo eso se juega en los preliminares de la paz, pero, lo principal está en los demás campos y ciudades, donde veremos qué dicen los guarismos, afectados por todos los clientelismos, incluidos la “descubierta”, insultante trashumancia, la falsificación de cédulas, la connivencia de los registradores locales de diverso rango, y el clientelismo armado de billete y promesas de puestos y contratación administrativa. Están las tres fuerzas delineadas, y la contabilidad mostrará que tan madura está la burocracia para la paz de Colombia, y qué bases la apoyan local y regionalmente.

Una invitación con compromiso

No hay duda, para mí, que Colombia, después del 25 de octubre, no será la misma. Si me lo permiten, invitándolos a que nos acompañen a la X entrega del Seminario Internacional A. Gramsci en las jornadas de deliberación que empiezan a las 7 am., en el Auditorio Camilo Torres de la facultad de Derecho y Ciencia Política, de la Universidad Nacional, sede de Bogotá, con lujo de participantes internacionales, y locales.

Si me lo permiten, déjenme, parodiando al gran ser y analista que fuera el italiano Antonio Gramsci que, “Seamos optimistas con la voluntad y pesimistas con la inteligencia.” Qué gane el partido de la paz, mañana, para que avancemos en la tarea que la igualdad sea real y efectiva en Colombia, en democracia. Bienvenidos, con la venia del Semanario Virtual Caja de herramientas al sitio: www.seminariogramsci.com También puede descargar AQUÍ el plegable con toda la información de agenda del X Seminario Internacional Antonio Gramsci.

Edición 469 – Semana del 23 al 29 de octubre de 2015

   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus